TratamientosProteína botulínica versus ácido hialurónico: todo cuanto precisas saber

Proteína botulínica versus ácido hialurónico: todo cuanto precisas saber

Es frecuente la confusión entre proteína botulínica y ácido hialurónico pensando que es el mismo tratamiento y con el mismo fin. Este artículo te cuenta más sobre para qué se utiliza cada uno de ellos en los tratamientos de belleza, sus diferencias y sus semejanzas.

¿Qué es la proteína botulínica?
La proteína botulínica tipo A es un relajante muscular producido por una bacteria. Es un tratamiento seguro si se realiza por un profesional médico formado en su uso y con experiencia.

La proteína botulínica se utiliza fundamentalmente para corregir las arrugas de expresión de la parte superior de la cara (frente, entrecejo, patas de gallo de los ojos y arrugas de la nariz). Otros usos de la proteína botulínica es la corrección de la sonrisa gingival, esas personas que al sonreír enseñan la encía de los dientes más de lo debido, y el tratamiento del bruxismo, movimiento involuntario de apretar los dientes durante el sueño provocado generalmente por el estrés. Otra aplicación clínica es en el tratamiento de la sudoración excesiva o hiperhidrosis de axilas, palmas y/o cuero cabelludo.

Lo efectos de la proteína botulínica son temporales, entre 4 y 6 meses por lo que el tratamiento debe repetirse periódicamente para mantener el efecto.

¿Qué es el ácido hialurónico?
El ácido hialurónico es un polisacárido producido de forma natural por nuestro organismo presente en distintos tejidos entre ellos la piel. Con el envejecimiento perdemos progresivamente esta sustancia con la consecuente deshidratación, pérdida de volumen y aparición de arrugas siendo la corrección de estos hechos el principal fin del ácido hialurónico en la medicina estética.
Los principales usos del ácido hialurónico son: el rejuvenecimiento y/o aumento de volumen de los labios, reposición de volumen en los pómulos y mentón, relleno de los surcos naso-genianos y arrugas/surcos en general, relleno de ojeras, el lifting no quirúrgico y la mesoterapia tanto facial como de manos y/o escote. Otro uso muy demandado últimamente y con muy buenos resultados es la rinomodelación (corrección de los defectos de la nariz) con ácido hialurónico para evitar una cirugía en quirófano.

Como la proteína botulínica, el ácido hialurónico no es un tratamiento permanente y requiere su reposición (variable según la localización) si queremos mantener los resultados.

¿Cuáles son las semejanzas entre la proteína botulínica y el ácido hialurónico?
El profesional experto en estética puede manejar tanto el tratamiento con proteína botulínica como el del ácido hialurónico y ambos tratamientos son complementarios para conseguir resultados óptimos de rejuvenecimiento. Normalmente estos tratamientos los realiza un dermatólogo, un médico estético o un cirujano plástico.

Los dos tratamientos son temporalesy deben repetirse en un tiempo variable siestamos contentos y queremos mantener ese rejuvenecimiento conseguido. En caso de no querer repetirlo nunca vamos a estar peor por abandonarlo, sino todo lo contrario.

¿En qué se distinguen la proteína botulínica y el ácido hialurónico?
Efecto temporal
: si bien el efecto en los dos tratamientos es temporal, su duración no es exactamente la misma ytambién es variable de una persona a otra. La duración aproximada de los efectos de la proteína botulínica es de entre cuatro y seis meses, mientras que la de los rellenos de ácido hialurónico oscila entre seis y doce meses. La duración del ácido hialurónico depende también de factores como la localización donde se inyecte, lo que gesticule la persona y la velocidad a la que el cuerpo de cada uno lo reabsorbe de forma natural. [PSA1] 

Funcionalidad: La proteína botulínica se usa principalmente para corregir las arrugas que se forman al gesticular de forma repetida en determinadas zonas de la cara como es el tercio superior de la misma. Al contraer los músculos de estas zonas como la frente, el entrecejo, la nariz y las conocidas “patas de gallo” de los ojos favorecemos la aparición de arrugas y surcos, al relajar los músculos con la proteína botulínica conseguimos mejorarlas e incluso que desaparezcan.

Por otra parte, el ácido hialurónico se usa para rellenar arrugas y surcos, así como para dar volumen en zonas como los labios, los pómulos o el mentón. También para modelar irregularidades antiestéticas de la nariz sin necesitar una cirugía con anestesia y para la corrección de la ojera.

Resultados: Los resultados de los rellenos con ácido hialurónico son inmediatos si bien el resultado final es mejor valorarlo a las 4 semanas cuando se integra totalmente con nuestros tejidos. Los resultados de la infiltración de la proteína botulínica se comienzan a ver a los 3-4 días consiguiendo su máximo efecto a las 2 semanas de su inyección que es cuando debe revisarse por si precisa un retoque.

Efectos secundarios
Si tiene problemas médicos previos consulte con su especialista por si existe en su caso alguna contraindicación a alguno de los tratamientos. También debe de advertir en caso de embarazo o lactancia.

Posibles efectos secundarios:
• Hematomas en el lugar de la inyección.
• Prurito y enrojecimiento de la zona.

Resumen
Proteína botulínica
: corrige las arrugas faciales de expresión, la sonrisa gingival, el bruxismo y la hiperhidrosis — resultados: duran de cuatro a seis meses.
Ácido hialurónico: rellena las zonas que han perdido volumen e hidratación reposicionando los tejidos — resultados: variable según el producto y la localización de la inyección.

Tanto si se decide por la infiltración de la proteína botulínica como por la inyección de ácido hialurónico, o por los dos tratamientos que es lo ideal, conseguirá un aspecto más joven, más relajado y más armónico de su cara. Clinique La Prairie dispone de una dermatóloga experta en estética, que tras un estudio de su cara analizando sus arrugas, sus pérdidas de volumen y envejecimiento de su piel, le recomendará las mejores opciones de tratamiento de forma personalizada.


FEEL FREE TO DROP US A LINE.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Clinique La Prairie es sinónimo de armonía y equilibrio entre belleza, salud, bienestar y longevidad